miércoles, 12 de marzo de 2014

Qué gustito pal cuerpo nos da caminar!!

Aprovechando el solecito y el buen tiempo de estos últimos días, esta semana escribimos un post para animaros a todos a hacer un poco de deporte para ir preparando ya la operación bikini. Y es que el frío era la excusa... pero ahora hemos de encontrar otra nueva, o ponernos en acción!


Aproximadamente, se calcula que los músculos de una persona sedentaria permanecen inactivos alrededor de tres cuartas partes del día. Si le añadimos el hecho de que el 60% de la población mundial no realiza el ejercicio físico que se requiere, son datos bastante preocupantes.

Para darle la vuelta a esta situación, sería necesario que aquellos que no llevan a cabo actividad física con regularidad la incorporasen a sus hábitos diarios. Y es que el deporte, como parte de un estilo de vida saludable, está prácticamente al alcance de todos: la aptitud para la práctica deportiva en cualquier persona dependerá, en todo caso, de la limitación en la forma física que produzcan las patologías que sufra, el tipo de deporte y el nivel de dedicación.

La acción beneficiosa del ejercicio se ha demostrado, no sólo en sujetos sanos, sino también en pacientes con diversas cardiopatías en los que ha supuesto una mejora de la calidad de vida. Diversos estudios demuestran que media hora diaria de actividad física moderada es suficiente para prevenir enfermedades cardiacas o la diabetes.

No obstante, antes de hacer ejercicio, es recomendable vigilar nuestra alimentación y prepararnos para el esfuerzo que vamos a realizar. Es aconsejable comer unas horas antes carbohidratos como fruta, pan, pastas o cereales, ya que estos nutrientes son fundamentales para el ejercicio físico por proporcionar energía rápida para los músculos y el cerebro. Es por esto que se desaconseja realizar ejercicio en ayunas.

De igual manera, antes de ir al gimnasio o realizar una actividad física, hay que procurar no ir recién comido, ya que para poder realizar la digestión el aparato digestivo precisa una gran cantidad de sangre que el organismo echa de menos cuando se encuentra haciendo un esfuerzo físico importante.

Durante el tiempo que dure el ejercicio físico no sería necesario comer nada, a no ser que dicho ejercicio dure más de una hora. En ese caso, podemos ingerir unos 30/60 gramos de hidratos de carbono tras la primera hora (por ejemplo, un plátano o cuatro galletas  integrales).

Sin embargo, la práctica de actividad física no está libre de riesgos debido, en ocasiones, a un esfuerzo excesivo y desproporcionado en relación con la capacidad física de la persona, y en otras ocasiones al tipo de ejercicio practicado. Además, cuando la práctica de ejercicio físico se realiza sin el adecuado calentamiento, o cuando tras mucho tiempo de inactividad retomamos un esfuerzo prolongado, las fibras musculares se resienten, pudiendo provocar agujetas, en el mejor de los casos, o incluso desencadenar algunas lesiones. 
La prevención, por tanto, pasa por un buen sistema de calentamiento previo, así como un aumento progresivo del esfuerzo y del nivel de entrenamiento conforme vayamos adquiriendo esta rutina deportiva poco a poco.

Las actividades deportivas más recomendables, sobre todo cuando nos iniciamos en esto del ejercicio, son aquellas en las que participan múltiples grupos musculares, siendo las más aconsejadas la carrera continua, ciclismo de carretera por terreno llano y la natación.


Nosotros hoy queremos recomendar un ejercicio gratis, fácil, y al alcance de todos: caminar. Este acto que se realiza todos los días casi sin darnos cuenta nos proporciona innumerables beneficios, por ejemplo: ayuda a bajar de peso y a mantenerlo después, fortalece y mejora el funcionamiento del corazón previniendo patologías tales como el infarto de miocardio, previene la diabetes tipo 2, así como el deterioro cognitivo, fortalece los huesos y músculos, mejora los síntomas de la depresión mejorando nuestra actitud y estado de ánimo, reduce el riesgo de sufrir accidentes cerebro-vasculares, ayuda a reducir los síntomas de estrés y mejora el estado físico y general de la persona.

Probablemente, una de las razones por las que las personas no practicamos regularmente ejercicio es por falta de motivación o pereza. Por ello, para aquellos que tienen estas dificultades aconsejamos que realicéis esta actividad física con otras personas (familia o amigos). Realizando ejercicio en pareja no solo mejoraréis la salud física sino también la emocional de vuestra pareja (pareja que camina unida, permanece unida :D ).

Y algunos de vosotros diréis... si, vale, pero yo es que no tengo tiempo para ir a andar todos los días! De verdad creéis que no tenemos tiempo? A continuación os contamos algunos trucos y gestos sencillos que pueden ayudarnos a alcanzar el objetivo de caminar 30 minutos al día:
  • Ir a buscar a los niños al colegio a pie. De esta forma les transmitiremos a ellos también la buena costumbre de caminar.
  • Pasear al perro más a menudo, y durante más tiempo.
  • Coger las escaleras en vez del ascensor o las escaleras mecánicas.
  • Caminar mientras estás esperando el tren, el bus o el metro.
  • Salir y dar un pequeño paseo por el barrio para «desconectar».
  • Dar un paseo en compañía después del almuerzo del domingo o después de la cena cuando se alargan los días.
  • Al regresar del trabajo o de clase, podemos bajar una parada de bus antes para caminar un poco más (ésta cuesta más, pero todo es cuestión de convertirlo en hábito!)
  • Acostumbrarnos a ir a comprar el pan caminando y no en coche.


Y para animaros a caminar un poquito más, si las vistas al sol de nuestro maravilloso Parque del Bulevar no son suficiente, os dejamos una iniciativa que hemos encontrado en la red y que nos parece una magnífica idea: un club a través de las redes sociales abierto a aquellos que quieran compartir sus progresos en esto del caminar. Al compartir la actividad física entre todos se crea un ranking mensual que puede animarnos a mantener y promocionar la actividad física.

El Club del Paseo es una iniciativa que trata de fomentar la actividad física de una forma lúdica y divertida. Para formar parte del Club tan sólo debes  registrarte en la web de la iniciativa, marcarte un objetivo mensual (correr, pasear,etc.) y utilizar en tu móvil alguna aplicación que te permita medir tu actividad para  poder compartirla después con los demás.
Os dejamos aquí el enlace a un vídeo donde podéis ver mejor explicado de qué va todo esto.
Nosotros ya formamos parte del Club del Paseo! Animaos vosotros también a disfrutar del placer de andar!


Feliz semana!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te cortes!! Déjanos tu opinión!!